Productos turísticos

Camino de Santiago

La tumba del apóstol Santiago es la meta, pero las etapas que atraviesa Huesca acogen al peregrino con calidez y asombro ante el arte románico que se despliega en cada parada.

El encuentro con uno mismo que supone emprender el Camino de Santiago, en su ruta tradicional que entra desde Francia por los Pirineos o en cualquiera de sus ramales arraigados en la provincia, tiene como escenario espectaculares paisajes y vistas.
Unido al Camino de Santiago, la Ruta de las Espéculas, que acerca al visitante el ritual del peregrino. Cuando éste se detenía en un hospital jacobeo o visitaba un templo o santuario, se le entregaba una medalla troquelada de plomo que le acreditaba como peregrino a su llegada a Santiago. Huesca se ha volcado con la señalización de esta ruta, que no hace más que remarcar por dónde transcurría el devenir del Camino Jacobeo.

CAMINO DE SANTIAGO
Completar el Camino de Santiago no es sólo una penitencia que se salva al alcanzar la tumba del apóstol. Es un viaje mágico, interno y externo, en el que los vestigios del pasado convierten la ruta en un recorrido histórico y artístico. En la provincia de Huesca entre el conocido Camino francés, en el que enlazan las múltiples variantes que permitían llegar a Santiago desde cualquier punto.
El Camino francés entraba en Huesca por el puerto del Somport, dando paso al arte románico y a los restos de castillos medievales y calzadas romanas en localidades como Candanchú, Canfranc, Villanúa, Castiello de Jaca y la misma ciudad de Jaca. A partir de ahí, el camino continúa por Santa Cilia de Jaca, la Canal de Berdún, Arrés, Mianos, Artieda y Ruesta.
Otra de las rutas más seguidas llega a Huesca desde el camino que parte desde el santuario de Montserrat (Cataluña). Tras pasar por Tamarite, Monzón, Berbegal, Tierz, Huesca, Bolea, Loarre y la Estación de Santa María de la Peña, alcanza el Monasterio de San Juan de la Peña para enlazar con Santa Cilia de Jaca por Santa Cruz de la Serós. De nuevo el arte románico protagoniza la ruta.

RUTA DE LAS ESPÉCULAS
Las espéculas, o medallas troqueladas, se otorgaban a los peregrinos y hoy son un testimonio más de la amplia red de caminos que enlazaban con la ruta hacia Santiago. Así, destacan algunos de esos lugares que los peregrinos atravesaron entre los siglos XII y XVII. Como ejemplos, Secastilla, la ermita de Nuestra Señora de Salas, en Huesca; la catedral de Roda de Isábena; el monasterio del Pueyo de Barbastro; la ermita de Santa María de la Peña de Aniés; o la de San Martín de la Val d'Onsera, en la sierra de Guara.

Diputación Provincial de Huesca Huesca Pirineos Hautes Pyrénées Hautes Pyrénées Poctefa FEDER Hautes Pyrénées Tourisme Ennvironement
Política de privacidad-Aviso Legal ®Huesca la Magia, 2012